Mieres intenta regular el taxi

La Federación de Vecinos y profesionales del sector alegan contra la nueva ordenanza, que ha generado posturas encontradas entre la población de Mieres del Camino, vecinos han presentado ya sus alegaciones a la reforma de la ordenanza que regula el funcionamiento de los taxis en el concejo de Mieres y que pretende unificar a los profesionales que operan en todo el municipio. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Mieres presentó su escrito el pasado día 24, mientras que los taxistas lo están haciendo también a título individual. Próximamente, lo hará Asociación Sindical de Taxistas Autónomos de Mieres  que engloba a gran parte de los profesionales del casco urbano.

Las alegaciones de los vecinos y taxistas se centran en el impacto que tendrá la modificación de la ordenanza para usuarios y profesionales, en la misma línea expresada cuando se aprobó el cambio en el Pleno de Mieres. Los taxistas argumentan que la ordenanza disparará los costes de explotación, al obligarles a cobrar el viaje al usuario desde la parada más cercana al punto de recogida. Hasta ahora, si recibían una llamada de Ujo, que sí tiene parada de taxis, los profesionales podían cobrarle el viaje desde Mieres, algo que cambiará con la modificación de la ordenanza. También alegan los taxistas que el servicio estará descompensado entre los vecinos del Norte y Sur del concejo, ya que en los pueblos de la zona norte no hay paradas, a diferencia del Sur, donde sí hay en Santullano, Figaredo, Turón y Ujo.

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Mieres centró su alegación en el perjuicio que tendrá para los vecinos, debido sobre todo al aumento de los costes de explotación para los taxistas. Así, aseguran que habrá un déficit del servicio en los pueblos. Los vecinos ya se habían posicionado cuando se tuvo conocimiento de que el Ayuntamiento de Mieres pretendía modificar la ordenanza del taxi, pero sus propuestas no fueron tenidas en cuenta, como aseguró su presidente, Ángel Luis Rubio.

En el otro lado se encuentran los taxistas que trabajan en el extrarradio y el colectivo que agrupa a las asociaciones de vecinos no federadas. Ambos están a favor de las modificaciones en la ordenanza, aunque los últimos se han mostrado abiertos a que se realice una actualización de las tarifas para disminuir los costes de explotación a los taxistas.

La modificación de la ordenanza que regula a los taxistas de Mieres surgió tras la puesta en marcha del nuevo hospital de Santullano, una zona donde ya había una parada de taxi.

El Ayuntamiento habilitó una parada en el hospital a la que acudieron los taxistas del casco urbano, pero el profesional encargado del estacionamiento de Santullano mostró su queja, así que se decidió clausurar la parada hasta solventar este problema. La idea original era convertir el estacionamiento de taxis del hospital en un punto corrido -por el que todos los taxistas del municipio podrían entrar en un turno rotatorio-, pero finalmente se optó por modificar la ordenanza y convertir todos los estacionamientos del concejo en punto corrido.

Esto permitiría a los taxistas del extrarradio del núcleo de Mieres aparcar en las paradas del casco urbano, algo que de momento no pueden hacer.

Lo mismo ocurre en el Aljarafe Sevillano, tras el regreso del Área de Prestación Conjunta los pueblos cercanos a la capital están sufriendo una invasión de taxistas de Radio Taxi Aljarafe mientras que los pueblos mas alejados se quedan desiertos y aún mas de noche cuando el taxi mas cercano a Pilas por poner un ejemplo, se encuentra en Gines o Mairena del Aljarafe.

Fuente: http://www.lne.es/caudal/2015/01/05/mieres-vueltas-taxi/1694376.html

Si te gusta comparte y dale a LIKE 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.